nav-left cat-right
cat-right

Veinte años de participación para lograr, desde Extremadura, un mundo más justo

Veinte años de participación para lograr, desde Extremadura, un mundo más justo

Entrevistas con motivo del 20 aniversario en el programa ‘Torre de Babel’ de Canal Extremadura Radio a Sonia Fernández, presidenta de la CONGDEX; Víctor Valero, tesorero; y Chelo Díez, de Farmamundi.

Una cita fija entre quienes desean un mundo más justo, el 17 de octubre, día en que se hace más visible la necesidad de la lucha contra la pobreza, fue la jornada elegida por la Coordinadora Extremeña de Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo (CONGDEX) para una intensa jornada de revisión y de reflexión sobre la evolución de la cooperación y de la educación para el desarrollo en nuestra Comunidad Autónoma. Fue también el espacio para pensar, de manera colectiva, en los retos que se plantean y en las oportunidades y fortalezas que se presentan a la sociedad civil y a las organizaciones, tanto en el ámbito local como global. Y todo ello con un aniversario como eje vertebrador: el 20 aniversario de las políticas de cooperación en nuestra región y de la fundación de la CONGDEX.

Hace dos décadas que, en Extremadura, se institucionalizaron las políticas de cooperación, incluida la educación para el desarrollo. Eso supuso, allá por el año 1995, el establecimiento de una partida presupuestaria para temas de Cooperación al Desarrollo y la constitución del Consejo Asesor de la Junta de Extremadura. A la par se fundó la Coordinadora Extremeña de ONGD, un espacio creado para favorecer el trabajo en red de las organizaciones extremeñas, que, en la actualidad, son cuarenta y cuatro.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Sonia Fernández, miembro de Entreculturas y presidenta de la Coordinadora Extremeña de ONGD, afirmó en la inauguración que detrás de las muchas cifras que se vierten en torno a la pobreza y la desigualdad globales hay personas; y propuso un ejercicio: que durante treinta segundos nos paremos y pongamos rostro a esas cifras. “Esa gente, nuestra gente, es el centro de esta celebración”, prosiguió. Ahora, más que nunca, “las personas son las que pintan”, en esta lucha contra la pobreza y la desigualdad, y “sueño que algún día no tengamos que existir”, concluyó Sonia Fernández. Ana Carmen Fraile, de la ONGD Malinche, expuso que “hablar de la CONGDEX es hacerlo del inicio de nuestra organización”, pues, en 1993, tras un viaje a Nicaragua, constituyeron su ONGD de iniciativa solidaria con el pueblo nicaragüense y, en su segundo año de vida, marcharon de nuevo a este país centroamericano para poner en marcha proyectos de educación. Por su parte, Manuel Díaz, responsable de proyectos de Farmamundi Extremadura y ex presidente de la Coordinadora, se queda con “el aprendizaje y con la puesta en valor del trabajo de la CONGDEX”, durante estos veinte años. El director de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), Ángel Calle, agradeció el esfuerzo y el tiempo de tantas personas comprometidas, dedicadas a la cooperación, en estos veinte años, que significan “veinte años de resistencia”. Según Calle, “hay mucha gente que nos espera, que tiene muchas expectativas depositadas en nosotros”.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

En la segunda mesa redonda, que estuvo moderada por Silvia Tostado, miembro de Fundación Triángulo Extremadura y secretaria de la junta directiva de la CONGDEX, participó una persona con una larga trayectoria en la Coordinadora: Raúl Aguado, que llegó a ser tesorero, presidente y representante del Consejo Asesor, entre otras funciones. Aguado admitió que “los principios no fueron fáciles pero siempre estuvimos volcados en la gente a la que nos debemos” y distinguió varias fases en la historia de la Coordinadora, como las de formación y profesionalización, sin olvidar los duros momentos de asfixia económica. Según Raúl Aguado, “hemos tenido cada vez más claro que nuestro trabajo es por la gente del Sur” y los retos son muchos. Entre ellos están el “no dejarnos fagocitar por la realidad, por la excusa de una crisis que nos afecta de lleno”, así como alcanzar “una mayor incidencia política” y lograr que los recursos económicos los gestionen en el Sur. Blanca Jiménez, miembro del equipo técnico actual de la CONGDEX, expuso que ella accedió en el momento de la profesionalización, y subrayó dos retos aún pendientes: “no hemos integrado a la población inmigrante” y quizá “nos hemos olvidado de las políticas locales”.

Las actividades de la mañana concluyeron con la representación del “Teatro de las Luces” sobre la desigualdad, a cargo de Aspaceba, y una acción de calle, que incluyó la lectura de un manifiesto, con motivo del Día Mundial contra la Pobreza, titulado “Las Personas son las que pintan”.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Por la tarde, se celebró una mesa redonda sobre los retos de futuro que se abren con la Agenda Post 2015 y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), recientemente aprobados. Ignacio Martínez, responsable de Estudios de la Plataforma 2015, indicó que “esta nueva Agenda de Desarrollo es universal; en ella, todos los países tienen responsabilidades y todos los procesos de desarrollo son objeto de revisión, también los de los países del Norte”, a diferencia de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), aprobados en el año 2000. Otras novedades son la inclusión de la desigualdad y la sostenibilidad así como “la participación, en un proceso complejo impulsado desde Naciones Unidos”. No obstante, ha sido, según Martínez, “un proceso con muchas deficiencias, más de consulta que de participación, sin reglas ni hoja de ruta claras”.

Maite Serrano, directora de la Coordinadora de ONGD España, expuso que la nueva Agenda de Desarrollo es más ambiciosa y compleja, pues los ODM eran 8 objetivos y 20 metas frente a los 17 objetivos y 169 metas de los ODS. Esta Agenda busca “la implementación de políticas que vayan a las causas de la pobreza y que modifiquen la situación desde la raíz”. Esta Agenda, insistió Serrano, ofrece “un marco a la sociedad civil para trabajar en pro de una transformación real de nuestra sociedad y de cambios radicales porque van a la raíz” y ello pasa por poner a las personas en el centro, por situar a los Derechos Humanos como objetivo fundamental. Esta nueva Agenda no contempla, sin embargo, este enfoque de Derechos Humanos –es una de sus limitaciones– pero “sus objetivos sí que tienen una vinculación directa con los Derechos Humanos y nos permiten hacer alusión a convenios y acuerdos internacionales, como la Convención de 1948 o los derechos laborales o el derecho al desarrollo”.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Uno de los momentos más emotivos fue el homenaje ofrecido por la CONGDEX a un veterano activista por los Derechos Humanos: Rafael Barragán, que, desde hace años, está implicado en la consecución de un mundo más justo y equitativo, tanto en su entorno cercano –la barriada pacense de Suerte de Saavedra– como a nivel global, a través de su participación directa en las Acampadas del 0,7 en los años noventa, y en la Campaña Pobreza Cero de la CONGDEX, entre otras reivindicaciones. Como recoge un pasquín elaborado por un amigo de Rafael, con frases célebres que recuerdan su labor, “es posible cambiar todo lo que nos hace infelices” y “hay un lenguaje que todos comprenden: es el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad, en busca de aquello que se desea o en lo que se cree”.

La abolición de la pobreza y la desigualdad, presentes a nivel global, y la construcción de un mundo más justo, sostenible, equitativo, inclusivo y basado en un enfoque de derechos humanos y de género son, sin duda, las metas que, juntas y juntos, tenemos que conseguir. Y desde Extremadura tenemos mucho que decir y que hacer.

 

José Manuel Rodríguez Pizarro
Asociación Extremeña de Comunicación Social (AECOS)

Comentarios cerrados

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube