nav-left cat-right
cat-right

Un grito de solidaridad por el pueblo palestino

Un grito de solidaridad por el pueblo palestino

Desde el pasado 12 de julio, en el que murieron tres jóvenes israelíes en los alrededores de Hebrón, se está produciendo una desproporcionada represalia por parte de Israel, provocando una oleada de muertes injustificables de ciudadanía palestina que viola los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario. Este fin de semana ha sido el más sangriento contra Palestina y desde la Coordinadora de ONGD de Extremadura (CONGDEX) queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad con este pueblo, maltratado y asfixiado ya durante décadas.

Más de 100 palestinos y palestinas han perdido la vida el pasado fin de semana en la Frontera de Gaza, lo que eleva la cifra a unos 500 civiles palestinos fallecidos en apenas diez días. A esta desgracia hay que sumar el número de personas heridas de gravedad como consecuencia de los ataques, y para las que resulta altamente difícil recibir una atención sanitaria adecuada debido al conflicto. La mayoría de ellas son personas inocentes sin relación con las milicias islámicas. Del otro lado, se han producido 18 víctimas israelíes, 13 de ellas soldados del ejército.

Mientras, la Comunidad Internacional se mantiene pasiva ante la masacre, alegando que Israel está en su derecho de defensa por la ofensiva del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), para lo que utiliza uno de los diez ejércitos más poderosos del mundo. Pero la realidad es que centenares de niñas, niños, mujeres, personas mayores y hombres han muerto ya en lo que va de mes de una forma injustificable, por lo que esta situación debe tratarse con la más absoluta prioridad por encima de las amenazas que haya de unos contra otros. Por ello, son urgentes políticas y diálogo que acaben con esta barbarie que mata e indigna y con la que difícilmente se logrará la paz.

No debemos olvidar que, por un lado, Israel viola diariamente los derechos de la ciudadanía palestina limitándola su libre circulación, cerrando múltiples puntos de control y ocupando nuevas tierras en Cisjordania. Del otro, Hamás es considerado como una amenaza real para el pueblo judío que utiliza escuelas y hospitales para esconder sus armas, según ha denunciado estos días la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA). Pero en todo esto se olvida a la población civil, a quien se le está limitando la ayuda humanitaria y quien se está viendo obligada, ahora con más fuerza si cabe, a abandonar sus casas de una manera cruel.

Es por todo ello que desde la Coordinadora de ONGD de Extremadura DEMANDAMOS:

  • Que la situación de violencia a la que se ve sometida la población civil palestina cese inmediatamente y se garanticen sus derechos humanos.
  • Que los países signatarios de la Convención de Ginebra condenen la actuación militar israelí que viola el Derecho Internacional Humanitario.
  • Que se garantice el acceso de la ayuda humanitaria a las personas víctimas de la respuesta militar.
  • Que la comunidad internacional y las partes implicadas trabajen unidas para cumplir las resoluciones del Consejo de Seguridad y alcanzar una paz duradera, especialmente este año que ha sido declarado por Naciones Unidas como el Año Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.
  • Que los gobiernos autonómicos y estatal se pronuncien al respecto velando por la seguridad de la ciudadanía palestina así como por sus derechos humanos.

Y es que, debemos ser capaces siempre de sentir cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo, por lo que no podemos ser tolerantes con la violación de Derechos Humanos que estas semanas se está produciendo en la Frontera de Gaza.

 

Deja un Comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube