nav-left cat-right
cat-right

Sudán del Sur: mano a mano con las comunidades para combatir el cólera

Sudán del Sur: mano a mano con las comunidades para combatir el cólera

 

 

 

 

 

 

  • Se estabilizan los casos de cólera, pero se mantiene la alerta. El Ministerio de Sanidad sursudanés confirma 1.720 casos detectados, entre los que han muerto 37 personas.
  • El complicado acceso a varias zonas del país y la falta de infraestructuras impiden confirmar todavía que se esté logrando contener la enfermedad en Juba.
  • La estrategia de prevención e higiene de Acción contra el Hambre desde el 29 de mayo en los distritos de Juba de Tongping, Amarat, Gonya, y Ministries ha permitido reducir el número de muertos

Madrid, 17 de junio de 2014 _ En la actual epidemia de cólera es importante no bajar la guardia porque aunque los casos de afectados y muertos están descendiendo, siguen detectándose nuevos posibles focos en los que se debe actuar con rapidez para impedir que el virus salga de la capital. El escenario epidemiológico previsto para Juba (población estimada de 500.000 habitantes) es de entre 5.000 y 10.000 casos (entre el 1 y el 2%  de la población) y entre 100 y 1.250 muertes (entre el 1 y el 5%)

“El Gobierno sursudanés ha establecido puntos de control en todo el país para informar de forma inmediata, pero el complicado acceso a varias zonas del país, y las pésimas infraestructuras impiden confirmar todavía que estemos logrando contener el cólera en Juba”, explica Roberto Arranz, Coordinador de Emergencia de agua, saneamiento e higiene de Acción contra el Hambre.

La población se muestra muy receptiva en los barrios donde Acción contra el Hambre lleva a cabo las campañas de sensibilización y formación desde hace dos semanas. “Les digo a mis hijos que se laven las manos con jabón y que no coman la comida en la que hay moscas. También sé que debemos hervir el agua antes de beberla o utilizarla para cocinar”, comenta Joyce Ajaria en el mercado de Gudele (nordoeste de la capital). “Los ciudadanos están alerta y son conscientes de que el cólera está activo, pero muchos piden más información para actuar con rapidez en cuanto comiencen los primeros síntomas (diarrea y vómitos)”.

En el Hospital de Enseñanza de Juba se ha creado un espacio con varias tiendas de campaña con capacidad para 20 camas cada una, además de la puesta en marcha del protocolo de higiene y desinfección (caminos y puntos de limpieza de zapatos y manos)  para que enfermos, familiares y médicos estén protegidos.

Viola tiene 6 hijos a los que cuida ella sola. El pequeño de tres años presentó los primeros síntomas de cólera y decidió acudir al hospital: “Cuando empezó con los vómitos y la diarrea yo no sabía que era cólera. Cuando estoy en casa les cuido y estoy pendiente de que no jueguen con cosas sucias pero cuando me voy al trabajo no les puedo proteger. Dejo la casa ordenada y limpia pero cuando regreso es un desastre porque se cuidan entre ellos”.

 

Los puntos de agua son la principal causa de tensión entre los residentes y los desplazados. Acción contra el Hambre trabaja para mejorar el acceso al agua para las poblaciones

Los puntos de agua son la principal causa de tensión entre los residentes y los desplazados. Acción contra el Hambre trabaja para mejorar el acceso al agua para las poblaciones

Prevención e higiene como principal remedio
“Es complicado acceder a algunas zonas de la ciudad donde solo hay caminos de tierra que van sorteando los pequeños campos de cultivo, y donde el agua de las lluvias queda constantemente estancada, convirtiéndose en un nuevo foco de riesgo. Pero tenemos que pasar el mensaje y explicar a la población que hay normas de higiene básicas que pueden ayudarles a no contraerla”, asegura Chiara Saccardi, Coordinadora de la Respuesta de Emergencia de Acción contra el Hambre.

De hecho, de cada 10 casos sólo dos presentan síntomas y el resto son asintomáticos. Y de ese 20%, menos de la mitad se convierten en síntomas severos. “Es una bacteria que actúa con mucha rapidez, perdiendo una media de un litro por hora,  por lo que es necesario hidratar al paciente y estabilizarle cuanto antes”, concluye Chiara.

El agua se ha convertido en el principal factor de riesgo en la epidemia que se está viviendo en Sur Sudán. Y el hecho de que sólo el 30% de la población tenga acceso a agua que procede de una planta depuradora estatal, significa que el resto la compran a camiones cisterna que suelen bombear el agua del río Nilo y distribuirla directamente.

Trabajando con la comunidad
Acción contra el Hambre trabaja con los miembros de los consejos locales para asegurar el importante papel que juega la comunidad en la lucha contra la enfermedad. “Es fundamental recordar a las familias que el cólera entraña graves riesgos y que existen precauciones simples que pueden tomarse para evitar la enfermedad”, señala Christine Yada, profesor de ciencias y miembro del Consejo Municipal de Juba.

Acción contra el Hambre está realizando campañas de sensibilización en los lugares donde se detectan casos, y formaciones de 24 y 48 horas a voluntarios y líderes de la comunidad para identificar posibles casos y determinar cómo hacer frente a los múltiples factores de riesgo de este brote.

Deja un Comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube