nav-left cat-right
cat-right

La Marcha de la Dignidad toma Madrid

La Marcha de la Dignidad toma Madrid

 

Madrid vuelve a acoger una manifestación multitudinaria contra las políticas del Gobierno español y la Troika europea, después de meses sin ninguna convocatoria masiva.

Las Marchas de la Dignidad muestran su rechazo a los recortes y el desencanto con el actual sistema político.

BjWLkgHIUAAlBAY

Una jornada de protesta pacífica acaba con una carga policial que consigue evitar un inicio de acampada cerca de la plaza de Colón.


“Esta marcha es el deseo de recuperar la dignidad a través de un esfuerzo individual y colectivo”, acertaba a decir Alfredo Soler, conteniendo las lágrimas al poco de pisar las calles de Madrid. Para este médico de la localidad asturiana de Luarca era el final de 22 días caminando en las marchas de la dignidad. “Llego a Madrid  cargado de emoción y de rabia. Hoy no conseguiremos nada, pero podremos ganarlo todo a partir de hoy”, comentaba.Quizás desde la convocatoria de las mareas ciudadanas, hace ya más de un año, Madrid no vivía una jornada de protesta que transmitiera euforia de forma tan multitudinaria. La llegada de los caminantes, bajo el directo lema de “Pan, techo y trabajo”, propuesto en el manifiesto de la convocatoria, impulsó que los “centenares” o “pocos miles” que habían protagonizado las últimas protestas contra las medidas del Gobierno de Rajoy, se contaran nuevamente por “cientos de miles”.Más allá de las cifras, dos millones llegaron a asegurar de la organización, Madrid vivió una de esas tardes en las que se siente con nitidez el hartazgo y las ganas de cambio una multitud de personas, pertenecientes a toda clase de colectivos. A las seis de la tarde, un río de manifestantes llegaba desde Atocha hasta Colón, rebosando una amplia avenida de alrededor de 2 kilómetros y medio.

“Esta marcha es ante todo una muestra de unidad”, decía Matilde, perteneciente a la Intersindical de Castilla La Mancha. “Y vamos a seguir caminando, metafóricamente, para derribar este sistema que no tiene en cuenta a las personas”.

El músculo del movimiento

Con las marchas de la dignidad, el movimiento social surgido tras el 15-M enseñó de nuevo su capacidad de convocatoria masiva. Como si, cuando cuando le apetece, enseñara el músculo que ejercita de forma cotidiana .  O al menos cada vez que se cita con tiempo suficiente para poner en marcha su engranaje de colectivos, redes, comunicaciones. “Uno  puede saber cómo va a resultar una convocatoria  por el número de correos que recibe dos semanas antes. Y estaba claro que el 22-M iba a ser un éxito”, explicaba un activo miembro de varios grupos del 15-M de Madrid en una abarrotada plaza de Colón.

P1030188-600x237

En esta ocasión, hizo falta que el Frente Cívico “Somos Mayoría (de nuevo una plataforma ciudadana) propusiera el pasado septiembre la iniciativa. Pronto obtuvo el apoyo del popular Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). Y a partir de ahí, una cascada de colectivos, organizaciones, partidos, sindicatos, ONG… hasta un total de 200 organizaciones participantes, según explica Ginés Hernández, miembro de la coordinadora Estatal de las Marchas por la Dignidad. El resultado, cientos de miles de manifestantes de nuevo en las calles de Madrid.

Ayer en un pueblo nos dieron techo, comida y abrigo a cien personas”, recordaba Diana, una de las 40 participantes que iniciaron la marcha noroeste. Los protagonistas, los lemas, los modos de organización y una chispa de espontánea colaboración. Todo eso recordaba aquel 15 de mayo de 2011. Pero 3 años de crisis y recortes después, en el ambiente se percibe menos de ilusión y más cabreo en los que protestan. Y mucha más violencia por parte de las fuerzas policiales.

Poco antes de las 9 de la noche, momento en que terminaba el permiso de manifestación, se produjeron duras cargas policiales en las zonas de Colón y Recoletos. “Algunos empezaron a poner tiendas de campaña en Recoletos y no podían permitir esa imagen”, contaba un manifestante.

Espero que el 22 de marzo no sea el final de nada, sino el principio de todo”, pedía Alfredo al llegar a Madrid. De la fuerza y la constancia de ese músculo dependerá si se cumple su deseo.

Manifiesto 22M: Manifiesto 22M – Marchas de la dignidad

 

FUENTE: Periodismo Humano  http://periodismohumano.com/sociedad/y-la-dignidad-tomo-madrid.html

 

 

 

 

Deja un Comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube