nav-left cat-right
cat-right

La Europa que queremos. Posición de la Coordinadora de ONGD de cara a las Elecciones al Parlamento Europeo 2014

La Europa que queremos. Posición de la Coordinadora de ONGD de cara a las Elecciones al Parlamento Europeo 2014

 

 


La Unión Europea, que ha sido fundada sobre los paradigmas de la democracia y la justicia social, está viendo cómo  la crisis de los últimos años amenaza sus principios fundacionales, poniendo  en peligro los cimientos de la democracia y el mismo modelo de bienestar social europeo.

 

Las políticas de austeridad y el progresivo desmantelamiento de los sistemas públicos de protección social están contribuyendo a un aumento gradual de la pobreza y la desigualdad en los países de la Unión. Así por ejemplo en España, la pobreza ha pasado de 10,6 en 2008 a 12,7 millones de personas en 2012 (el 27% de la población) mientras en la Unión Europea hemos pasado del 17% de la población en situación de pobreza y exclusión en 2008,  al 24,8% en 2012. Millones de personas están sufriendo el deterioro de sus derechos económicos, sociales y culturales, haciendo tambalear de esta manera el compromiso europeo con la  justicia social y la solidaridad, no sólo a lo interno, sino también en su presencia internacional.

 

El mandato del próximo Parlamento europeo será crucial para avanzar en el la senda de la  justicia social y la profundización de la democracia. Temas como el blindaje de las políticas sociales, la equidad de género, la justicia fiscal, la regulación financiera,  las políticas climáticas y energéticas, la Agenda de Desarrollo de post 2015 y su financiación, etc. formarán parte de la agenda política de los próximos años. Además, las próximas elecciones de mayo de 2014 no sólo establecerán el nuevo Parlamento Europeo, también serán determinantes para la Comisión Europea puesto que el Presidente de la Comisión será elegido, por primera vez, por el Parlamento.

 

Por tanto, hacemos un llamamiento a la ciudadanía, consciente de que las instituciones de la UE pueden determinar la dirección de muchos de los asuntos relevantes para su vida,  para que participe activamente en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de mayo como ejercicio democrático que contribuya a la configuración de un nuevo Parlamento con capacidad para orientar la política Europea hacia la construcción de la Europa de los ciudadanos y ciudadanas (frente a la Europa de los capitales).

 

Las próximas elecciones al Parlamento Europeo podrían ser un punto de inflexión si la sociedad civil se organiza para defender una Europa abierta, democrática y social, y apoya activamente con sus votos los proyectos políticos que promuevan la Europa que los ciudadanos y las ciudadanas queremos para el futuro, socialmente justa y solidaria, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

 

Banner_EleccionesUE

QUÉ PROPONEMOS PARA LA EUROPA QUE QUEREMOS

Esta es la propuesta de la Coordinadora de ONGD para conseguir la “Europa que Queremos”, una Europa donde se establezca una estrategia económica y de gobernanza que sirva a las personas y al planeta, que instaure sociedades inclusivas, que asuma su  responsabilidad global y que profundice en una democracia real. Una UE que coloque el desarrollo humano y sostenible como el centro de su acción  y dé pasos reales hacia la Coherencia del conjunto de sus Políticas en favor del Desarrollo, tal y como se recoge en el Tratado de Lisboa en vigor desde el 1 de diciembre de 2009.

¿CÓMO SE LOGRA ESTA EUROPA?

1.- Reforzando los sistemas de participación democrática y control ciudadano de las acciones de los gobiernos y del sector privado empresarial. 

 

Es necesario que la UE se comprometa a promover la participación de la sociedad civil en la construcción, seguimiento, ejecución y evaluación de las políticas públicas. La Comunicación de la Comisión Europea “Las raíces de la democracia y el desarrollo sostenible” (12/9/2012) reconoce que la participación de las OSC en los procesos políticos es fundamental porque contribuye a superar los retos de la pobreza, el aumento de las desigualdades, la exclusión social y el desarrollo insostenible.”

Reclamamos una UE que:

  • Favorezca la creación de un entorno favorable que permita el pleno desarrollo de la participación de la sociedad civil en la construcción, seguimiento, ejecución y evaluación de las políticas públicas sociales y de cooperación al desarrollo.
  • Garantice la independencia y el buen funcionamiento de los entes supervisores y reguladores de los Estados.
  • Garantice el ejercicio pleno del derecho de expresión y manifestación, así como otras libertades ciudadanas.
  • Garantice el acceso y la calidad de la información hacia la ciudadanía, con leyes específicas de acceso a la información que reconozcan el derecho a saber como un derecho fundamental.
  • Implemente medidas efectivas para luchar contra las prácticas ilegales y violadoras de derechos humanos de empresas transnacionales (especialmente las extractivas, armamentísticas,  de agrocombustibles), así como para evitar el acaparamiento de tierras y el deterioro medioambiental.

 

2.- Recaudando con justicia y luchando contra la evasión y la elusión fiscal, para garantizar la financiación de las políticas públicas

Reclamamos una Europa con sistemas fiscales transparentes y progresivos, como mecanismo eficaz para la redistribución de la riqueza y la implementación de políticas sociales que contribuyan a reducir la desigualdad.

Concretamente, instamos a que la UE:

  • Adopte  medidas firmes para frenar la evasión y elusión fiscal de las grandes empresas que se aprovechan de los resquicios legales del sistema para lograr reducir su carga fiscal al mínimo.
  • Las medidas que la UE adopte para lograr que la contribución fiscal efectiva de las empresas se acerque a su tipo nominal y contribuyan fiscalmente allí donde realizan las operaciones reales, tienen que responder también a los intereses de las poblaciones empobrecidas.
  • La UE debe adoptar  medidas concretas y vinculantes contra los paraísos fiscales, empezando por poner su propia casa en orden. No puede tolerarse que varios países europeos (como Holanda, Reino Unido, Luxemburgo o Malta) operen en la práctica como paraísos fiscales. En particular debe:
    • Adoptar una definición sobre paraísos fiscales común y vinculante para todos los países europeos, con sanciones específicas para los países no europeos.
    • Comprometerse a un marco legislativo de mayor transparencia que obligue a las empresas a publicar quién es el titular real de las empresas (registros públicos sobre titular real y último) y dónde pagan los impuestos sobre la actividad que realizan (reporte financiero país por país).
    • Reactivar el debate sobre la base común consolidada del impuesto de sociedades a nivel europeo para una mayor armonización fiscal y combatir las prácticas de competencia fiscal entre Estados miembro.

La UE debe aprobar la Directiva sobre la Tasa a las Transacciones Financieras (TTF) (conocida como Tasa Tobin) que aplicarán 11 países, entre ellos España. Es importante que la Tasa se ponga en marcha lo antes posible y que grave un amplio número de productos (acciones, bonos y derivados).  La UE también debe comprometerse a que  estos fondos se destinen a políticas públicas relacionadas con los derechos fundamentales: educación, sanidad, lucha por la equidad de género, protección social universal y cooperación al desarrollo

 

3.-Blindando las políticas sociales que garantizan los derechos básicos de la ciudadanía tanto dentro como fuera de nuestras fronteras

 

a) El derecho a la salud para todas y todos

La salud es un derecho humano universal, además de ser esencial para el bienestar y la libertad de las personas. Pero su materialización todavía está lejos de ser una realidad satisfactoria, tanto dentro como fuera de la UE. Los recortes en los presupuestos nacionales se han visto acompañados de un impulso a la privatización de los servicios de salud en muchos países europeos, entre ellos España, poniendo en riesgo la sanidad como servicio público universal y crucial para el interés general. Todas las personas, sin distinción de género, edad, religión, orientación sexual, nivel de ingresos, origen geográfico o lugar de residencia deben tener acceso a una información y unos servicios sanitarios de calidad, oportunos, asequibles, aceptables, integrados y accesibles.  Especial atención debe otorgarse a los derechos de las mujeres, incluido la salud y los  derechos sexuales y reproductivos (SDSR)

 

b) El derecho a la Educación para todas y todos

La educación es un derecho humano universal, y los Estados, como garantes de este derecho,  tienen la responsabilidad de responder a las dimensiones de asequibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y adaptabilidad de la educación, así como a una rendición de cuentas permanente, transparente y suficiente. La educación pública es un factor de cohesión social que favorece la igualdad de oportunidades e integra la diversidad. La Unión Europea debe velar tanto dentro como fuera de sus fronteras por el acceso a la educación en igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía.

 

c) Políticas migratorias integradoras y enmarcadas en el respeto de los derechos humanos.

La política migratoria ha ido cobrando importancia creciente en las agendas nacionales y de la Unión Europea en la última década. La significativa llegada de inmigrantes a Europa ha suscitado una preocupación en los Gobiernos de los Estados Miembros sobre la mejor forma de gestionar los flujos migratorios. En respuesta a esta situación, desde la Coordinadora se insta  a la UE a que:

  • Ponga en marcha mecanismos que promuevan la migración legal y garanticen el respeto de los derechos humanos dentro de la política europea de control migratorio y de lucha contra la trata (especialmente de mujeres y niñas) con fines de explotación
  • Garantice el derecho de asilo y el reconocimiento del mismo a las personas refugiadas
  • Denuncie las causas de los desplazamientos forzados y combata las mafias que se dedican a la trata de seres humanos
  • Promueva el diálogo con las autoridades locales y la coordinación a nivel europeo, no sólo para las políticas fronterizas sino también de las políticas de Cooperación al Desarrollo y de protección de las personas migrantes que residen en Europa.
  • Promueva una Cooperación Multilateral y Regional en política migratoria y fomente una cooperación Sur-Sur o cooperación Triangular sobre esta temática.
  • Facilite una participación adecuada de la población migrante en el desarrollo de su país de origen a través de programas de refuerzo de capacidades y promoción del empleo.

 

d) Política de Desarrollo

Reclamamos una Europa solidaria que luche contra la pobreza y la desigualdad a nivel global.

La UE debe contribuir decididamente a un modelo de desarrollo global que garantice la justicia, la igualdad de oportunidades, la equidad de género, la sostenibilidad medioambiental, la diversidad cultural, y la defensa y aplicación de los derechos humanos en todo el mundo.

En coherencia con este objetivo, la Coordinadora de ONGD señala que:

  • La Unión Europea y sus Estados Miembros son el principal donante de Ayuda Oficial al Desarrollo (proporcionan conjuntamente más del 50% de la AOD mundial). Por este motivo debe defender en los foros internacionales la relevancia de la AOD como motor del desarrollo, y contar con un plan de acción realista y verificable que establezca una ruta creíble para alcanzar el 0.7%
  • La coordinación y armonización de la AOD en la Unión Europea es fundamental. Se han dado pasos con un aumento importante de la Cooperación Delegada, siguiendo el acuerdo de “Código de conducta sobre complementariedad y división del trabajo en Desarrollo” y se ha de seguir avanzando en este sentido.
  • La rendición de cuentas es una herramienta esencial para una cooperación eficaz y transparente. Si bien la Unión Europea ha dado pasos importantes en este campo con la adopción de instrumentos novedosos como el apoyo presupuestario, es necesario avanzar más, incorporando medidas y protocolos como la International Aid Transparency Initiative (IATI). La transparencia y predictibilidad en la ejecución de la política de Cooperación ha de avanzar más rápidamente tanto en la Ayuda que ella misma ejecuta a través de EuropeAid y Echo, como a través de la propia política de los Estados miembros.
  • La UE debe tener una posición ambiciosa en la Agenda de Desarrollo post-2015 que:
    • Coloque en el centro de la agenda la realización progresiva de los derechos humanos, la erradicación de la pobreza y la reducción drástica de las desigualdades, dentro de los límites críticos de los recursos naturales del planeta.
    • Encare las desigualdades en sus diversas manifestaciones, de manera que su abordaje no se restrinja únicamente a la dimensión económica, sino que las afronte también desde el acceso democrático a los recursos, los servicios públicos, las oportunidades, la toma de decisiones, la participación política, etc. superando exclusiones por razones geográficas, de origen, de género, etc.
    • Aborde el desafío del desarrollo sostenible desde la interdependencia, simultaneidad e interrelación de sus tres dimensiones (social, ambiental y económica).
    • Esté ampliamente respaldada por la sociedad y cuente con mecanismos de rendición de cuentas
    • Establezca unos objetivos universales compartidos por todos los países, desde el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas.
    • Incluya los medios de implementación y definiciones en términos de AOD, financiación innovadora, justicia fiscal y los principios de eficacia del desarrollo.

 

e) Justicia climática

Un objetivo efectivo y ambicioso sobre cambio climático es una condición para el progreso en la erradicación de la pobreza por ello la UE debe comprometerse a:

  • Conseguir un acuerdo global sobre cambio climático en 2015, en el marco de las Naciones Unidas,  que sea justo, ambicioso y jurídicamente vinculante.
  • Liderar políticas de mitigación del cambio climático, a través de un paquete clima-energía ambicioso, de al menos 55% de reducción de emisiones de carbono en 2030 y metas vinculantes en energía renovable sostenible y eficiencia energética.
  • Adoptar medidas contra el dumping climático en el seno de la OMC, incluida la creación de un impuesto sobre las emisiones de CO2.
  • Revisar en profundidad la política europea de promoción de los agrocombustibles, teniendo en cuenta los impactos negativos en algunos países, especialmente en lo que tiene que ver con la inseguridad alimentaria y nutricional.
  • Apoyar activamente las políticas de adaptación al cambio climático, comprometiéndose con un mayor apoyo para las comunidades más pobres y vulnerables a los impactos climáticos, prestando especial atención a los pequeños productores de las regiones más afectadas, para adaptar su producción alimentaria a los rápidos cambios de condiciones meteorológicas debidas al cambio climático
  • Reforzar la capacidad de resiliencia de las comunidades más pobres y vulnerables al cambio climático, disminuyendo el riesgo de desastres con políticas y apoyos financieros accesibles a estas poblaciones, con objetivos y metas concretas y mesurables en los distintos sectores de actuación.

 

La Coordinadora apoya las medidas concretas que en estas y otras políticas sociales proponen las siguientes organizaciones y redes de organizaciones de la sociedad civil:

Deja un Comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube