nav-left cat-right
cat-right

Conmocionada e indignada ante los naufragios en el Mediterráneo, la CONGDEX reclama la responsabilidad de los gobiernos e invita a la ciudadanía a construir una cultura de solidaridad.

Conmocionada e indignada ante los naufragios en el Mediterráneo, la CONGDEX reclama la responsabilidad de los gobiernos e invita a la ciudadanía a construir una cultura de solidaridad.

• La Coordinadora Extremeña de ONGD muestra su absoluta consternación, ante una cifra que supera con creces las más de 1.000 personas muertas en los últimos días, la última vez ayer.
• La mayor tragedia humanitaria que se ha producido en el Mediterráneo en la última década.
• Los testimonios de quienes consiguen llegar recuerdan a las personas fallecidas, la mayoría extremadamente jóvenes, muchas de ellas niños y niñas, y también mujeres.

_________________________________________________________________________________________________
(Badajoz, 21 de abril de 2015) La Agencia de la ONU para las personas refugiadas (ACNUR) cifra hoy en 800 las personas fallecidas el pasado domingo ante las costas de Libia. La cifra es absolutamente escandalosa, sin olvidar las de los últimos días, que se suman a la tragedia que en 2014 se cobró la vida de 3.500 personas, también según ACNUR. Se están perdiendo miles de vidas a las puertas de una Europa que no tiene voluntad política de proteger los derechos humanos de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo, ni está dispuesta a trabajar en pro de la redistribución de las riquezas con los países de origen. Los convenios internacionales firmados por los gobiernos en este sentido están siendo sistemáticamente incumplidos.

 

Los flujos migratorios no frenarán mientras la comunidad internacional siga actuando sobre las consecuencias y no sobre las causas, fomentando unas políticas que incrementan la desigualdad, generan y perpetúan conflictos, de los que vienen huyendo la mayoría de las personas que deciden hacer “el gran viaje” cómo lo llaman en África. Seguir apostando por la Política de Cooperación, tanto a nivel estatal, autonómico y local, es una de las vías principales para la resolución de conflictos y defensa de los derechos humanos a nivel global.

 

Las personas que se embarcan en estos viajes huyen en su inmensa mayoría de graves conflictos y crisis humanitarias que ponen en riesgo su vida y las de sus familias. Sin embargo, nuestro Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, relacionaba ayer la tragedia con “inmigración económica”, rechazando que las personas que tratan de llegar a Europa desde países como Libia se puedan considerar como asilados/as. Los gobiernos occidentales, incluido el de España, utilizan argumentos que relacionan la migración con una invasión, generando miedo y desconcierto en la ciudadanía, cuando los movimientos migratorios han existido siempre, basta con remontarnos a la sociedad española de hace cincuenta años. Mirar para otro lado y no reconocer la responsabilidad en esta tragedia, es justo la pasividad gubernamental que evita elaborar y poner en marcha leyes europeas eficientes que protejan a las personas migrantes.

los nadie

Las ONG llevan mucho tiempo exigiendo a la Unión Europea que rescate a las personas que arriesgan su vida en el Mediterráneo mientras huyen de la guerra y de gravísimas crisis humanitarias. Ante la pasividad de las autoridades europeas, ONG como Médicos sin Fronteras han iniciado operaciones conjuntas de rescate y atención médica a las víctimas en el Mediterráneo.
Otras organizaciones como Amnistía Internacional o Save the Children ponen en marcha acciones on line de recogida de firmas, para pedirle a nuestro Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que defienda y promueva con firmeza ante la UE medidas que acaben con esta tragedia. Algunas tales como:
• Reforzar las operaciones de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo y el Egeo.
• Proteger a las niñas y niños que llegan a Europa, en especial a menores no acompañados/as.
• Aplicar políticas migratorias que prioricen la vida de las personas por encima de los controles fronterizos.
• Abrir rutas legales y seguras para evitar que las personas que huyen del conflicto y persecución se vean obligadas a realizar viajes peligrosos.

 

Desde la CONGDEX invitamos a la ciudadanía a construir una cultura de la solidaridad que ayude a tender puentes, en lugar de construir muros y vallas.

 
En Badajoz, personas a título individual han decidido concentrase esta misma tarde con velas y mensajes, a las 21:00 horas frente a la delegación de gobierno, como acto de protesta ante esta situación.

 
La CONGDEX, como sociedad civil organizada, pone sobre la mesa la urgencia por construir políticas de acogida e integración eficientes, y reclama a nuestros gobernantes (locales, autonómicos y estatales) que incidan desde su posición para que la UE active urgentemente medidas legales, y recupere esos valores fundacionales de solidaridad entre los pueblos y defensa de los derechos humanos de una Europa que hasta ahora nos muestra como los desprecia flagrantemente.

Comentarios cerrados

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube