nav-left cat-right
cat-right

INSTRUMENTO DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL

INSTRUMENTO DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL

Mi madre abre una de las cartas que acaba de recoger del buzón. Poco tarda en empezar a maldecir a los bancos, acerca de las comisiones, los intereses, los recargos de créditos que pidieron para poner a funcionar sus proyectos y los de gente de su entorno.

Estoy de acuerdo con sus críticas. Yo siento la misma rabia que ella. Sin embargo, mi reacción a esa situación no se limita al dominio de la indignación pasiva.

Por otra parte, llevaba formando parte del movimiento de Profesionales Cristianos en Badajoz durante unos dos años. Y no acababa de encontrar mi nicho de colaboración social como cristiano y como testigo del Evangelio en este  mundo. El Ver y el Juzgar los tenía más o menos trabajados. Pero me faltaba el Actuar.

Hasta para ser solidario hay que tener vocación. Para dar lo mejor de uno mismo, aunque sea a cambio de nada, dedícate también a aquello en lo que mejor sabes hacer.

Siempre creemos que la política y la economía son terreno para corruptos y gente sin escrúpulos. Pero esa gente es simplemente el resultado de la ausencia de gente honesta que se haga cargo de esas posiciones. Cualquiera de nosotros puede, por el cauce adecuado, participar en algunas estructuras de toma de decisión de la vida cotidiana de muchas personas.

Así es como me uní a Banca Ética Fiare.

 

El dinero en dosis adecuadas es un instrumento fundamental de la vida. Pero su acumulación como fin último puede llevarnos a la injusticia más despiadada.

 

La acumulación de dinero en manos de pocos es poderosa.  Y no hace falta que esa acumulación sea en propiedad sino también puede ser prestada. Esto es a lo que se dedica la banca; que dispone de todos nuestros ahorros y les permitimos agruparlos en grandes cantidades de dinero que los hacen muy poderosos. Con este poder pueden hacer, de forma confidencial, abusos contra los más necesitados e indultos a las más grandes corporaciones empresariales o partidos políticos. También pueden dinamizar rápidamente esa guerra contra la que te manifestaste ayer en contra en la plaza X de tu ciudad. También pueden financiar a lobbies, más interesados en que no llegue pronto una cura contra ciertas enfermedades, o petroleras impasibles ante el cambio climático.

Banca Ética Fiare, es, ante todo, un banco. Y como todo banco tiene poder.  Maneja un capital social de cinco millones de euros , un ahorro de cuarenta millones, y un volumen de crédito concedido de treinta y cuatro millones.

Ese poder no está al servicio de la rentabilidad, sino de la sostenibilidad social.  Sus líneas de actuación preferente son proyectos de inclusión laboral de personas en riesgo de exclusión social, cooperación al desarrollo, educación en valoresy sostenibilidad ambiental.

Ese poder no es confidencial, es transparente a cualquier ciudadano. Cualquier persona puede acceder a los proyectos financiados por  Fiare, que son publicados en su web www.proyectofiare.com , así como número de socios, capital social y volumen de ahorro.

Ese poder no está en pocas manos, sino que está en la de todos sus socios, con un voto por persona, independiente del capital social que se posee, para participar en las Asambleas en las que se toman decisiones importantes para el futuro de la entidad.

Ese poder no se aplica desarraigado del entorno, sino que se atienden las necesidades de los más necesitados a través de personas arraigadas en lo local, actuando en redes con otras personas y asociaciones.

Si  estás interesada/o en conocer más puedes ponerte en contacto con FIARE Banca Ética en Extremadura en el email extremadura@proyectofiare.com y en el teléfono 669 33 47 99.

En Fiare he encontrado un instrumento de transformación de la sociedad, en el que puedo actuar desde mi vocación profesional, con referencia en el Evangelio.

Manuel Monteagudo Silgo

Deja un Comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube