nav-left cat-right
cat-right

#DESPLAZADASPORELMUNDO_REFUGIADAS SIRIA.

#DESPLAZADASPORELMUNDO_REFUGIADAS SIRIA.

Siria es uno de los más claros ejemplos de cómo la ocupación histórica de un territorio con intereses económicos basados en el petróleo y gas, ha ido provocando inestabilidad política, económica y social, derivando en un conflicto que dura hasta nuestros días y que ha provocado el desplazamiento forzado de millones de personas.

Pero para poder comprender el presente hay que preguntarse por el pasado; Siria, en el corazón de Oriente Próximo, ha sido el epicentro de importantes disputas históricas entre civilizaciones.

En el año 2011, surge la Primavera Árabe en Egipto, Túnez y  Libia,  a los que seguirían países como Siria. Lo que comenzó como una protesta pacífica, pasó a ser un enfrentamiento entre los partidarios del presidente sirio y los opositores,  desencadenando una guerra.

Los continuos bombardeos y enfrentamientos dieron lugar a que millones de personas escaparan de sus hogares prácticamente con lo puesto. Desde entonces Siria se encuentra sumergida en una de las mayores crisis humanitaria, con más de 5,6 millones de personas que han huido,  buscando seguridad en Líbano, Turquía, Jordania y otros países.

El problema no sólo debe ser enfocado en las personas que han huido: también es alarmante que 13,1 millones de personas necesiten protección dentro del país, 6,6 millones  de personas se hayan desplazado internamente y 2,8 millones  de personas  se encuentren en zonas sitiadas y de difícil acceso.

En los países de llegada, la situación no es más favorable para las personas refugiadas. La ineficiencia de los estados para dar respuesta a esta crisis humanitaria sin prever infraestructuras suficientes y limitando el acceso a recursos sociales básicos, ha provocado la desatención médica y alimenticia de miles de personas. La situación empeora cuando llega el invierno a Europa, empeorando las condiciones de vida de las personas hacinadas en campamentos.

Los fondos para atender a las personas desplazadas y refugiadas que han abandonado sus hogares en Siria, según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiadxs (ACNUR) alertan que no son suficientes para atenderlas.

El sufrimiento por el cual está pasando la población siria es una tragedia que ha ido “tratándose” con políticas parche por parte de la Unión Europea, tergiversada y manipulada por determinados medios de comunicación y que ha provocado una oleada de falsos rumores sobre la migración que alimentan el racismo, la xenofobia y  la APOROFOBIA.

La imagen impactante del niño Aylan Kurdi, hallado sin vida en una playa turca, los barcos de salvamento que ven paralizado y enjuiciado su trabajo, los campamentos llenos de nieve en invierno, son algunas de las imágenes que parece que hayamos normalizado en nuestra retina, las vemos pasar sin ver que después de años se soluciona.

Ante esta ineficacia en resolver el problema, vienen avanzando ideologías radicales totalitarias que predican nacionalismos excluyentes y con discursos en contra de la migración y el derecho a la movilidad humana de las personas.

Es imprescindible que este tema se aborde desde el conocimiento y que la ciudadanía, al hacer juicios críticos, disponga de una información veraz sobre las causas de los desplazamientos forzados. Las personas se desplazan por muy diversas causas, algunas de ellas vienen relacionadas por intereses económicos de los países donde vivimos y por la crisis ecológica del planeta.

Guia Refugiadas_Medioambiente (ACNUR)

Son ineludibles los intereses económicos y estratégicos que hay sobre el territorio que ocupa Siria para poder transportar gas y petróleo desde Medio Oriente a Europa y los intereses que siempre ha tenido la industria de la guerra, ¿acaso España ha dejado de vender armas?

Y es obvio, también, que el control de las fronteras europeas supone un interés económico para quien las controla, para quien se encarga de las deportaciones, para quien se ocupa de la gestión de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)  y, así, una larga lista de actividades  subvencionadas que son “invisibles” para la ciudadanía.

Informe_La Industria del control migratorio_PORCAUSA

Nos parecen contradictorias las medidas que va tomando la UE: por un lado propone incrementar la ayuda a las personas que necesitan asistencia humanitaria y, por otro, refuerza la seguridad en las fronteras y no obliga a los estados miembros a cumplir los acuerdos de acogida. Son, como decíamos antes, medidas que parchean el problema y no dan soluciones reales, necesitamos  políticas coherentes que pongan en el centro a las personas y dejar de hacer necropolítica.

Para terminar, queremos poner en valor el trabajo de organizaciones, plataformas, movimientos ciudadanos y de miles de personas voluntarias que tanto,  in situ como desde el territorio español,  han mostrado una solidaridad y generosidad sin precedentes con el pueblo sirio y siguen trabajando por defender los derechos de las personas desplazadas por este conflicto.

“Para todas las naciones en silencio, despierten”, Ahmad Barakat, 12 años.

 

Verónica Carpio Mesto

  Grupo de Movilidad de CONGDEX.

 

*La campaña #DESPLAZADASPORELMUNDO ha sido realizada por el Grupo de Movilidad Humana de CONGDEX y financiada por AEXCID.

Imagen realizada por Junglajara

Comentarios cerrados

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube