nav-left cat-right
cat-right

Acción de calle “De la Hostilidad a la Hospitalidad” en el marco del día de los Derechos Humanos.

Acción de calle “De la Hostilidad a la Hospitalidad” en el marco del día de los Derechos Humanos.

Esta mañana, viernes 4 de diciembre de 2015 en Mérida se ha realizado un Acto de calle y rueda de prensa para inaugurar la obra de sensibilización a traves de la cual pretendemos acercar  la realidad que viven las personas migrantes, desplazadas y/o refugiadas y reclamar a nuestros gobernantes el cumplimento de los tratados internacionales para el cumplimiento de los Derechos Humanos. En el acto de inauguración han estado representantes de CONGDEX, de la Plataforma de Refugiados de Extremadura y el Director de AEXCID.

 

IMG-20151204-WA0014
En dicho acto, la Coordinadora Extremeña de ONGD y la Plataforma Ciudadana Refugiados Extremadura preocupadas por las escandalosas cifras de movilidad humana que se están dando en nuestro mundo, han leido el siguiente manifiesto:

¿Quiénes y por qué nos unimos? Ante la grave situación de las personas refugiadas y desplazadas de Siria, sumado al incremento de las migraciones por motivos económicos, sociales, políticos, ambientales,… con sus trágicas consecuencias que podemos calificar de catástrofe humanitaria, estas dos entidades se unen para impulsar un trabajo que permita, por un lado, sensibilizar a la ciudadanía con esta realidad sufriente y por otro, presionar a nuestros gobiernos para que la llegada de personas refugiadas a nuestro país se haga realidad ya, evitando más dolor y muertes.

¿Qué está pasando? Este año 2015 la situación de varios conflictos bélicos, la vulneración de los derechos humanos en el Medio Oriente, Asia y África ha ocasionado un marcado aumento en el flujo de migrantes a la Unión Europea a través de los Balcanes Occidentales. Esta situación no es nueva, los conflictos en Siria, Irak, por poner dos ejemplos, llevan desangrando esta zona varios años. Países limítrofes como Turquía, con casi 2 millones de refugiados, o Líbano con 1,4 millones (1 de cada 4 habitantes), son dos muestras de lo largo y dramático del conflicto. Quienes huyen de su país buscan una vida en paz, a través de peticiones de asilo en la UE. El viaje es, a menudo, un desplazamiento caro y peligroso sobre todo por las redes de tráfico de personas que aprovechan esta situación.

Los datos no dejan lugar a dudas: casi 60 millones de personas desplazadas en el mundo por las guerras. Solo en Siria con 23 millones de habitantes: 240.000 muertos, 4 millones de personas refugiadas, 6 millones y medio de desplazamientos dentro del país y más de 10 millones con necesidad de ayuda urgente, en cinco años de guerra. Le siguen, Afganistán, Somalia, Eritrea, Nigeria, Irak.
En lo que va de año, han cruzado el Mediterráneo unas 350.000 personas, y se han dejado la vida más de 2.000. Paradójicamente las regiones que más han acogido a esas personas han sido las regiones en desarrollo (Líbano, Jordania, Turquía, Egipto…): suman ya 12,4 millones de personas acogiendo al 95% de las personas refugiadas por el conflicto sirio, por tanto, Europa no es, ni mucho menos, el principal destino de las personas refugiadas. Las personas migrantes se quedan en un “limbo legal” en los países de acogida en esta ruta Balcánica. No hay que olvidar que se trata de contextos con profundas situaciones de exclusión, vulnerabilidad y pobreza.
Además, queremos tener muy presentes a los hermanos y hermanas inmigrantes, que no huyen del conflicto o la persecución, pero sí del hambre, la falta de recursos, la precariedad,… Y elevan el número de personas que han dejado atrás su familia, casa, amigos/as, cultura,… a unas cifras vergonzosas y cuestionadoras para las personas que vivimos indiferentes ante esta realidad cada día.
Cifras que suenan vacías, cifras a las que nos hemos acostumbrado, cifras que pueden ser indoloras… pero nos hablan de personas, de vidas, de historias…

¿Cómo responde Europa y España? Hasta ahora la respuesta a este drama humano tan complejo por parte de Europa y España es lentísima y casi nula en estos meses. Algunos países están cerrando sus fronteras, desarrollando medidas policiales y haciendo inversiones de dinero descomunales (2.000 millones de euros en defensa, seguridad de alta tecnología y patrullas fronterizas en los últimos 8 años) en lugar de luchar contra las causas. Además, se ve descoordinación y falta de voluntad política para atajar las causas y para ofrecer recursos de acogida y acompañamiento a quienes logran cruzar. Todo ello acompañado de mensajes subliminares que generan desconfianza, miedo ante el extranjero, discursos de invasiones para justificar sus acuerdos políticos vergonzosos: cuotas de acogida ínfimas y que no se hacen realidad, redadas racistas, Centros de Internamiento masificados, vuelos de deportaciones,… Y las intentan compensar con declaraciones grandilocuentes sin efectos concretos.

Nada humano nos debe ser ajeno… Y por ello queremos recordar y clarificar:
 Toda persona tiene dignidad y debe ser protegida.

 Los Derechos Humanos deben ser asegurados a todas las personas que habitan este mundo.

 La movilidad humana es una realidad que ha vivido este planeta a lo largo de su historia y nuestro país no ha sido ajena. Entre 1960 y 1973, un millón de españoles salieron de España buscando un futuro mejor. En la actualidad 700.000 jóvenes españoles han salido de nuestro país.

 Las personas migrantes –refugiadas o no- no son perjudiciales para nuestro país: han parado nuestra tendencia a envejecer; su gasto público es de un 5,4 € y sus ingresos totales de un 6,6%, por tanto ingresan más que gastan al estado.

 Tampoco copan la sanidad. Los informes de demanda de la sanidad pública afirman que asisten un 19 % menos que los españoles.

 Eso sí todo esto con peores trabajos, peores viviendas y peores condiciones en general.

IMG-20151204-WA0011

Por todo esto, instamos a la ciudadanía a pasar de la Hostilidad a la hospitalidad… Y para ello debemos:
Ser responsables con lo que ocurre en nuestro mundo, alzar la voz ante tanta injusticia y comprometernos para cambiar el rumbo de esta situación y de tanto dolor.
Vivimos en un mundo globalizado, todo lo que ocurre en él nos afecta, todo lo que hacemos en él tiene consecuencias para otras personas. ¿Qué países creemos que han vendido las armas a Siria? Efectivamente España es uno de ellos. Nos avergonzamos y escandalizamos con lo que ocurre por un lado, y por otro, somos promotores de esta matanza. ¿Quiénes están consumiendo el Coltán que tantas muertes está provocando en República Democrática del Congo? Efectivamente las ciudadanía de los países desarrollados. Sólo dos de los muchos ejemplos que nos instan como ciudadanía a ser responsables con lo que ocurre en cualquier mundo, a tomar conciencia e implicarnos para transformar la realidad.

Exigir a nuestros gobernantes, locales, autonómicos y estatal, que se impliquen plenamente en la resolución de este conflicto que precisa de acciones urgentes y en un trabajo real para paliar las causas y consecuencias de la movilidad humana.
• Exigimos el cumplimiento de las leyes existentes: de la Convención de Ginebra y de los tratados internacionales, que amparan el derecho de asilo y regulan las obligaciones de los países miembros de la Unión Europea con respecto a las personas solicitantes de asilo.
• Exigimos al Gobierno de España una respuesta inmediata y a la altura de las circunstancias ante la crisis de refugiados. La ciudadanía española en general y la extremeña en particular está preparada para acoger a personas refugiadas y manifestamos nuestro desacuerdo con el programa piloto para recibir únicamente a 50 personas.
• Que se habiliten las medidas necesarias para acoger a todas las personas refugiadas que lo soliciten.
• Que se persiga a las mafias organizadas que se lucran de la tragedia humana.
• Que se incrementen los programas de ayuda al desarrollo en los países de origen.
• Que las administraciones contemplen una dotación presupuestaria suficiente, durante al menos dos legislaturas, en materia de asilo y refugio, independientemente del partido o coalición de partidos que gobiernen.
• Que se apoye política y económicamente a las organizaciones que trabajan con inmigrantes.
• Que se incluya en la educación intercultural en los ámbitos formales y no formales y se realicen campañas educativas y de sensibilización de prevención del racismo y la xenofobia.
• Que se renuncie a las campañas de miedo e invasiones en las que se ha instaurado nuestro gobierno y otros partidos políticos y se apueste por discursos integradores.

 

Si quieres visitar la obra artística “De la Hostilidad a la Hospitalidad” se encuentra en Mérida en la Plaza de Adolfo Suarez ( Plaza del Conservatorio de Mérida) hasta el 13 de diciembre.

IMG-20151203-WA0010

IMG-20151204-WA0024IMG-20151204-WA0000

Comentarios cerrados

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube